15 abril 2015

El salón supera la ocupación contratada en su última edición

Bta reunirá más oferta y mayor representatividad sectorial

Bta. 2015 ha superado el número de empresas expositoras con que cerró su última edición, en 2012.  El salón es, junto a Hispack, la mayor feria de tecnología alimentaria en Europa que se celebre en 2015, mostrando una amplia oferta sectorial organizada en Tecnocárnica, Tecnoalimentaria e Ingretecno para dar servicio a la industria cárnica y alimentaria en general, así como al sector de productos alimentarios intermedios.

Para satisfacer al máximo las necesidades de un comprador cada vez más heterogéneo, Bta  ha ampliado su oferta expositiva con la incorporación de maquinaria y tecnología para la industria láctea, conservera, frío y limpieza industrial, tratamiento de residuos, procesos logísticos y soluciones medioambientales para la industria alimentaria.

El salón cuenta con cerca de 575 firmas expositoras de 30 países. Expositores nacionales e internacionales de reconocido prestigio configuran la oferta global y transversal de los tres salones de Bta. Las grandes firmas del sector de maquinaria, la tecnología y los ingredientes y aditivos para la industria alimentaria participan en el salón para presentar sus últimos modelos y lanzamientos. 

Tecnocárnica, el salón locomotora

La oferta de maquinaria, tecnología, equipamiento y suministros para la industria cárnica se presenta en Tecnocárnica. Este espacio vuelve a ser el punto de encuentro de un sector que apuesta por la innovación y la tecnología más avanzada con el objetivo de ofrecer un alto nivel de prestaciones y servicios para que la industria cárnica pueda mejorar sus procesos productivos y situarse con posiciones de liderazgo en el mercado internacional.

El salón es un auténtico sector locomotora de Bta., con la presencia de las firmas líderes de maquinaria y tecnología para la industria cárnica.

Así, Tecnocárnica reúne cerca de 245 firmas, entre las que destacan Intecal, Dordal, Equipos para Manutención y Obras, G.F. Packaging España, Galp Energia España, Multivac Packaging Systems España, Roser Construcciones Metálicas, Vaessen-Schoemaker Industrial, Galp Energia España(repetida), Haratek Importaketa, Mimasa, Industrias Fac, Carbomac, Lorenzo Barroso, Tecnotrip, Avelino Esgueva, Dinox o Josefa Estellés, entre otras.

El salón cuenta con una oferta diversificada que va desde la tecnología y equipamiento para mataderos y salas de despiece para el tratamiento de la carne y derivados, hasta la presentación del producto final, pasando por los procesos de frío industrial o los sistemas de higiene, seguridad y protección medioambiental.

Tecnoalimentaria, la oferta global

Tecnoalimentaria es el gran escaparate de los últimos lanzamientos en soluciones tecnológicas para la mejora de los procesos de fabricación de alimentos, considerando aspectos como la trazabilidad, los sistemas de control de calidad, la seguridad, la protección medioambiental o la refrigeración industrial. Entre sus empresas participantes destacan Abelló Linde, Controlsa, CBS-System España, Danmix, Dibal, Inoxpa, Intecal, Italdibipack Iberia, Pierre Guerin Iberica, Técnica de Fluidos y SSI Schäfer Sistemas Internacional, Gea Westfalia, Grupo Epelsa, Perfinox y un pabellón de Dinamarca.

Ingretecno, ingredientes de valor añadido

El sector de ingredientes, aditivos, aromas, enriquecedores y productos alimentarios intermedios muestra en Ingretecno su dinamismo y capacidad innovadora, al tiempo que posiciona al salón como uno de los referentes para el sector en el sur de Europa.

El salón reúne a los principales fabricantes de Productos Alimentarios Intermedios (PAI): ingredientes especiales, productos funcionales, aditivos alimentarios y naturales, enriquecedores, aromas y sabores y enzimas, coadyuvantes tecnológicos, laboratorios de análisis y consultorías técnicas.

Algunas de las firmas con presencia son Brenntag Química, Adpan Europa, Agricoat Natureseal, Altaquimica, DSM España y Ecos Metique.

La investigación en la industria de la alimentación y bebidas va cada vez más de la mano de las empresas de ingredientes. En los últimos años, la demanda de alimentos funcionales, que contribuyen a prevenir o controlar enfermedades ha supuesto un revulsivo único para este sector.  Bajo el paraguas de salud y bienestar, la demanda de productos funcionales es la que más se expande. De hecho, según datos del Grupo Mintel,  se espera que el mercado global de alimentos funcionales crezca un 15% en 2015, llegando a un volumen de ventas de más de 230 billones de dólares.

Junto a los alimentos funcionales, otro eje importante de innovación en el que está inmersa la industria alimentaria son los productos llamados free-from concept (sin gluten, sin lactosa...). Los estudios de mercado de Mintel señalan que el mercado de este segmento en España pasará del 10 al 15% en 2015.

El sector mira al exterior
Factores como el aumento internacional de la demanda de productos alimentarios y la necesidad de implementar tecnologías más eficientes en términos de seguridad alimentaria o vida útil de los productos están impulsando las exportaciones de maquinaria y tecnología alimentaria. Una industria que emplea a cerca de 8.000 personas en España, con una cifra de negocios estimada de más de 1.200 millones de euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Por su parte, el 90% de los asociados a Amec Alimentec, la división de maquinaria, tecnología, ingredientes y servicios para la industria alimentaria de AMEC, opta por la exportación, actividad que alcanza un valor anual por encima de los 300 millones de euros. Europa es el primer destino de las ventas de maquinaria para la industria alimentaria y representa el 40% de las exportaciones globales, seguida de América Latina, con el 23%, y Asia con el 15%.

La salida exterior también está dando sus frutos en la industria alimentaria. Las proyecciones de FIAB apuntan a que se cerrará 2014 con un crecimiento anual del 5,5% respecto al año anterior. Esto supondría un volumen de exportación superior a los 23.700 millones de euros y la consolidación del crecimiento de las exportaciones muy por encima de las del conjunto de la economía española, que registró un aumento del 1,7%. 

Barcelona, abril de 2015